EL PROJECTE ORIOL

El Projecte Oriol neix el 5 de gener de 2012 com a resposta social a:

1.- Donar una resposta econòmicament viable a persones amb un grau de discapacitat psíquica que precisin d'un suport intermitent o limitat per a les seves AVD (Activitats de la Vida Diària).

2.- Proporcionar una manera de guanyar-se la vida a persones que per la raó que sigui poden prestar el servei que se'ls hi demana.

En sí el Projecte Oriol consisteix en una oferta (cartera) de llars de convivència on puguin conviure-hi 1 o 2 persones amb els titulars de la mateixa a través d'un contracte de convivència que inclou una sèrie de funcions de cuidador. Dites llars es troben supervisades i assistides en matèria d'assistència psiquiàtrica i social pel Gabinet del Dr. Peris.

PER MÉS INFORMACIÓ SOBRE PLACES o EL PROJECTE: 93-125.15.02 - 93-008.31.49 - gabinetperis@gmail.com

viernes, 30 de noviembre de 2012

ANOREXIA, BULIMIA y TRASTORNO POR ATRACONES-1

Marca "Me gusta" en la presentación de nuestra página de facebook PROJECTE ORIOL (nhttps://www.facebook.com/ProjecteOriol.




Los trastornos de la alimentación en adolescentes, jóvenes y adultos son en su mayor parte de causa psicológica.

Es decir la persona siente la necesidad de adelgazar, no engordar o comer compulsivamente.

Las causas suelen ser una mala concepción de la autoimagen física, la realidad de un sobrepeso u obesidad o la manifestación de la ansiedad.

Los riesgos físicos de dichos trastornos son muchos y evidentes: desde al adelgazamiento extremo a las técnicas usadas por quienes padecen estas enfermedades para conseguir su objetivo: la pérdida de peso.

Es una enfermedad que puede ser mortal y no tan solo por la caquexia extrema (adelgazamiento incompatible con la vida), sino por otros desequilibrios que se producen (pérdida de iones) o la deshidratación (abuso de laxantes y diuréticos).


Concepto de Anorexia, Bulimia y atracones

Suele haber una gran confusión entre el concepto de anorexia y el de bulimia.

La gente suele entender por anorexia el adelgazamiento y por bulimia el vomitar después de ingerir comida y ello no es correcto en absoluto.

Exponemos la definición que nos da el DSM-IV-TR de cada una de estas patologías reconocidas:

Anorexia: “Las características esenciales de la anorexia nerviosa consisten en el rechazo a mantener un peso corporal mínimo normal, en un miedo intenso a ganar peso y en una alteración significativa de la percepción de la forma o tamaño del cuerpo. Además, las mujeres afectas de este trastorno, aunque hayan pasado la menarquía (primera regla), sufren amenorrea (dejan de tener la regla). (El término anorexia es equívoco, porque es rara la pérdida de apetito.)”

Bulimia: “Las características esenciales de la bulimia nerviosa consisten en atracones y en métodos compensatorios inapropiados para evitar la ganancia de peso. Además, la autoevaluación de los individuos con esta enfermedad se encuentra excesivamente influida por la silueta y el peso corporales.”
Las diferencias para uno u otro diagnóstico es básicamente que en la Anorexia se pierde peso, mientras que en la bulimia el peso puede considerarse normal o haber sobrepeso u obesidad.

Pérdida de peso y amenorrea: fijémonos que estas son las características esenciales para definir una anorexia. La pérdida de peso se define como tener un Índice de Masa Corporal (IMC) inferior a 17,5 kg/m2. El IMC se obtiene dividiendo el peso de la persona desnuda entre su altura en metros elevada al cuadrado (multiplicada por ella misma). Ejemplo: una persona que mida 1 metro setenta y pese 68 Kg, tendrá un IMC = 68/1,702 = 68/2,89 = 23,53 Kg/m2. Para seguir con la información, se considera obesidad a partir de un IMC de 30Kg/m2; ello equivale a medir 1,70 metros de altura y pesar 86,70Kg.

Por amenorrea entendemos la falta de la menstruación en una mujer que haya menstruado previamente. Dicha falta de menstruación no se puede atribuir a otra enfermedad y ha de ser como mínimo de 3 periodos seguidos de falta de menstruación.

Anorexia o Bulimia: no se puede diagnosticar una bulimia si se cumplen los criterios mencionados en la Anorexia. Es decir, ello significa que si una persona se da atracones y luego intenta medidas compensatorias a la ingesta de alimentos, si el resultado es la pérdida de peso hasta IMC inferiores a 17,5 Kg/m2 y a más a más, ha estado un mínimo de 3 periodos seguidos sin la regla (si es mujer), no hablaremos de bulimia sino de anorexia.

Atracón. El DSM-IV-TR nos define como atracón: “el consumo a lo largo de un período corto de tiempo de una cantidad de comida muy superior a la que la mayoría de los individuos comerían”. Además “Los atracones no tienen por qué producirse en un solo lugar; por ejemplo, un individuo puede empezar en un restaurante y continuar después en su casa. No se considera atracón el ir «picando» pequeñas cantidades de comida a lo largo del día.” y además suele ser comida con alto contenido calórico (dulces, helados, etc).”   Pero, recordemos, tanto hay atracones en la anorexia como en la bulimia.

Métodos compensatorios: son las conductas que ejecuta el individuo para conseguir su objetivo (pérdida de peso o no engorde). Hay que diferenciar este concepto o técnica conductual con el “no comer o comer muy poco”. A ésta conducta se la llama restrictiva.

Las conductas restrictivas implican además el concepto de vigorexia o exceso de ejercicio físico.

Es decir, no tan solo intentan no comer o comer muy poco y de bajo contenido calórico que pueden ayudarse con el exceso de ejercicio físico sin compensación calórica (de los pacientes con anorexia que he conocido todos subían y bajaban por las escaleras desde el quinto piso donde yo tenía el despacho).

Los métodos compensatorios (purgas) son variados y siempre van encaminados a eliminar el “exceso” de comida; y lo entrecomillamos ya que no tiene porque tratarse de un atracón, sino que lo desencadena la creencia de que se ha de eliminar las calorías que se han ingerido, sean muy pocas o muchas (atracón).

Las purgas implican la evacuación del contenido digestivo, bien a través del vómito, bien a través de la defecación o bien a través de la micción. A tales efectos se provoca el vómito inmediatamente después de comer (o del atracón, en su caso), se usan laxantes o se usan diuréticos. El abuso de dichas técnicas es uno de los causantes más comunes de los ingresos médicos hospitalarios debido a la pérdida, no tan solo de nutrientes, sino de iones indispensables para el funcionamiento de nervios, músculos y cerebro (entre otros), así como del riesgo de deshidratación.

La autoimagen física. Esta es la causa y objetivo tanto de la anorexia como de la bulimia. A ojos de un observador imparcial encontramos:

La delgadez: es decir, cuando objetivamente la persona está demasiado delgada por lo que socialmente se acepta como “normal” pero ella sigue encontrándose “obesa” o “desproporcionada”. Hay un experimento simple que consiste en suministrar a una persona anoréxica o bulímica un metro de modista y pedirle que nos indique la circunferencia de su cintura. Siempre la creencia de la persona exagera con la realidad. Por ejemplo, la persona piensa que tiene una cintura tal que medida en centímetros resulta de 90 cm pero cuando le pedimos que mida realmente su cintura, resulta ser de 80 cm.

Otro método es pasar fotografías de personas de diferentes pesos y pedirle que nos indique con cual identifica su imagen; aquí también siempre hay una distorsión hacia el exceso y se sorprenden cuando comparamos la imagen escogida con su propia imagen fotografiada.

Y lo mismo pasa con partes del cuerpo que la persona con autoimagen distorsionada nos manifiestan que son “reprobables”: caderas, senos, muslos piernas, cuello, brazos, barriga.

El normopeso: Le ocurre lo mismo pero se siente y ve gord@ (bulimia)

El sobrepeso: cuando realmente hay un sobrepeso (bulimia).

Recalquemos para finalizar la presente entrada que la bulimia no consiste simplemente en vomitar y que el vómito lo presentan tanto la bulimia como la anorexia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario