EL PROJECTE ORIOL

El Projecte Oriol neix el 5 de gener de 2012 com a resposta social a:

1.- Donar una resposta econòmicament viable a persones amb un grau de discapacitat psíquica que precisin d'un suport intermitent o limitat per a les seves AVD (Activitats de la Vida Diària).

2.- Proporcionar una manera de guanyar-se la vida a persones que per la raó que sigui poden prestar el servei que se'ls hi demana.

En sí el Projecte Oriol consisteix en una oferta (cartera) de llars de convivència on puguin conviure-hi 1 o 2 persones amb els titulars de la mateixa a través d'un contracte de convivència que inclou una sèrie de funcions de cuidador. Dites llars es troben supervisades i assistides en matèria d'assistència psiquiàtrica i social pel Gabinet del Dr. Peris.

PER MÉS INFORMACIÓ SOBRE PLACES o EL PROJECTE: 93-125.15.02 - 93-008.31.49 - gabinetperis@gmail.com

sábado, 3 de noviembre de 2012

LA TIMIDEZ, personalidad evitativa 3/4

Marca "Me gusta" en la presentación de nuestra página de facebook PROJECTE ORIOL (nhttps://www.facebook.com/ProjecteOriol.




TIMIDEZ COMO TRASTORNO
Hay varias patologías (trastornos mentales), donde la timidez es manifiesta como expresión de un sentimiento interno de la persona de que no va a ser bien vista o aceptada por los demás. Algunas tienen justificaciones evidentes para ello (trastorno límite de la personalidad, depresiones, crisis psicóticas, crisis maníacas, trastornos de la conducta alimentaria…) otras no, al menos para el propio individuo o la opinión ponderada de los demás.

Pero hay una patología en especial que ubica a la timidez como el síntoma principal, constituyéndose así un cuadro con entidad propia (ocurre algo similar a la ansiedad como entidad propia o la ansiedad como síntoma de otras patologías).

El prototipo de personalidad que define a la timidez como patología es el Trastorno Evitativo de la Personalidad (TEV).

El calificativo Evitativo resume muy bien a la personalidad tímida aunque hay otras patologías cuya respuesta también es la evitación del estímulo o situación que desencadena la ansiedad (Fobia Social, Esquizoide, Trastorno Adaptativo).

La persona Tímida acaba evitando la fuente de su disconfort. Puede que haya intentado muchas veces superarla exponiéndose al estímulo (inmersión en grupos sociales, p.ej.) pero cada exposición, en lugar de producir una desensibilización, produce una mayor respuesta ansiosa cuya manifestación más potente es el deseo de huir. Llega un momento que la anticipación del acto (encuentro con un grupo, p.ej) desencadena ya todos los sufrimientos del tímido y aparece la ansiedad.

Cuando ello ocurre, la persona tiene cada vez más tentación de evitarse el suplicio, y decide dejar de ir o anular la cita. Ello le produce a la persona un fuerte sentimiento negativo, ya que incorpora a su auto-imagen el valor negativo que él/ella cree que le otorgarán los demás por no ir o por suspenderlo.

Así, lejos de ser un alivio la conducta evitativa en las personalidades tímidas acaba siendo un agravante.

Much@s acaban por desistir de cualquier compromiso y recortan su círculo de amistades y actividades sociales al mínimo (caso de sentirse seguros en algún grupo pequeño, o algún amigo) o dejan de sociabilizarse más allá de lo necesario (compras, trabajo, transportes, etc.).

Pero recordemos: la personalidad evitativa sufre tanto si se expone al estímulo como si lo rechaza. En cambio, personalidades como la esquizoide (ver: http://projecteoriol.blogspot.com.es/2012/04/los-trastornos-de-la-personalidad-2.html) se sienten relajadas cuando no han de asistir, por ejemplo, a acontecimientos sociales y no les causa mayor displacer (al contrario) suspenderlas o anularlas.


Características del TEV según el DSM-IV-TR:

"La característica esencial del trastorno de la personalidad por evitación es un patrón general de inhibición social, unos sentimientos de inadecuación y una hipersensibilidad a la evaluación negativa que comienzan al principio de la edad adulta y que se dan en diversos contextos.

Los individuos con trastorno de la personalidad por evitación suelen evaluar atentamente los movimientos y expresiones de aquellos con quienes tienen contacto. Sus temores y su comportamiento tenso pueden provocar la ridiculización y la burla de los demás, lo que a su vez confirma sus dudas sobre sí mismos. Sienten mucha ansiedad ante la posibilidad de reaccionar a las críticas sonrojándose o llorando. Los demás les describen como «vergonzosos», «tímidos», «solitarios» y «aislados».

Los mayores problemas asociados a este trastorno se presentan en la actividad  social y laboral. La baja autoestima y la hipersensibilidad al rechazo están asociadas a la restricción de contactos interpersonales. Estos sujetos llegan a estar relativamente aislados y normalmente no tienen una gran red de apoyo social que les ayude en los momentos de crisis.

Desean afecto y aceptación y pueden tener fantasías sobre relaciones idealizadas con otros. Los comportamientos de evitación también afectan adversamente la actividad laboral, porque estas personas tratan de eludir los tipos de situaciones que pueden ser importantes para alcanzar las  demandas básicas de trabajo o para promocionarse."

Un patrón general de inhibición social, unos sentimientos de inferioridad y una hipersensibilidad a la evaluación negativa, que comienzan al principio de la edad adulta y se dan en diversos contextos, como lo indican cuatro (o más) de los siguientes ítems:
(1) evita trabajos o actividades que impliquen un contacto interpersonal importantedebido al miedo a las críticas, la desaprobación o el rechazo
(2) es reacio a implicarse con la gente si no está seguro de que va a agradar
(3) demuestra represión en las relaciones íntimas debido al miedo a ser avergonzado o ridiculizado
(4) está preocupado por la posibilidad de ser criticado o rechazado en las situaciones sociales
(5) está inhibido en las situaciones interpersonales nuevas a causa de sentimientos de inferioridad
(6) se ve a sí mismo socialmente inepto, personalmente poco interesante o inferiora los demás.
(7) es extremadamente reacio a correr riesgos personales o a implicarse en nuevas actividades debido a que pueden ser comprometedoras.


Diferencia entre el Síndrome Autoreferencial y la Timidez

Todo y que no viene definido en el DSM, el llamado Síndrome autoreferencial (en adelante SAut) existe como entidad presente en varias patologías de corte psicótico y en sí se le podría considerar dentro de los Trastornos Delirantes de tipo Persecutorio (Ver http://projecteoriol.blogspot.com.es/2012/03/el-trastorno-delirante.html).

El SAut consiste en una sensación del individuo de que los demás le observan, murmuran de él, le critican hasta con la mirada y es como un faro de atención negativa por parte de los demás.

Encontramos este síndrome en algunas psicosis, cuadros depresivos, cuadros ansiosos, toxicomanías y otros trastornos de la personalidad (sociopático, límite).

Es decir, la timidez es un sentimiento de desvalorización interna que quien la padece teme que los demás se lo ratifiquen, mientras que el SAut es un sentimiento interno de que los demás de alguna manera le agreden o pretenden hacerlo.

Pero como en muchas de las patologías mentales, lo cortés no quita lo valiente. Y con ello quiero decir que un TEV puede desarrollar un SAut.  

En la próxima y última entrada hablaremos de algunos tratamientos existentes hoy en día y de conceptos como el de “venderse por estimación" y otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario